Estética Facial

Nuestro rostro es un reflejo de nuestro estado de ánimo y salud.

Gracias a nuestros tratamientos faciales, podemos armonizar nuestro rostro y  lucir no sólo más saludable sino generar  un aspecto más joven.

Tratamientos

para corregir y prevenir los signos del envejecimiento cronológico y/o fotoenvejecimiento, tales como arrugas y flacidez en la cara Todo ello para tener un aspecto más sano y más joven, que nos haga sentir bien “en nuestra piel”.Tratamiento facial para Reducción del tamaño de los Poros: piel de las relacionadas con alteraciones hormonales (melasma), aspecto aterciopelado con poro menos dilatado

Corregir y prevenir los signos del envejecimiento cronológico y/o fotoenvejecimiento, tales como arrugas y flacidez en la cara. Todo ello para tener un aspecto más sano y más joven, que nos haga sentir bien “en nuestra piel”. Tratamiento facial para Reducción del tamaño de los Poros: piel de aspecto aterciopelado con poro menos dilatado.

ya sean por acné quístico, por accidente o post-cirugía.

Clasificación de las varices según su tamaño:

 

Telangiectasias o arañas vasculares

 

Son dilataciones de venas muy pequeñas situadas dentro de la propia piel. Son tan pequeñas que, normalmente, no se ven a simple vista, aunque cuando se dilatan se puede apreciar su recorrido a través de la piel en forma de caminos de color azulado. En su gran mayoría suelen ser un problema exclusivamente estético.

Varices reticulares

 

Son dilataciones de venas subcutáneas visibles de pocos milímetros. Al ser de mayor tamaño que las arañas vasculares cuando se dilatan son palpables. Pueden ir asociadas a molestias ocasionales en forma de picor o pierna cansada.

Varices tronculares

 

Son dilataciones de los troncos principales del sistema venoso superficial o de sus ramas. Son claramente palpables y suelen producir molestias (picor, dolor, hinchazón, pierna cansada…). En algunas circunstancias, pueden producir complicaciones en forma de flebitis, sangrados o alteraciones cutáneas como el ennegrecimiento o atrofia de la piel y, en último grado, la ulceración.

Según su causa:

 

Congénitas. Aparecen desde el nacimiento.

Primarias o esenciales. Aparecen después del nacimiento, aunque sin causa conocida.

Secundarias. Aparecen después del nacimiento, pero a raíz de una causa, típicamente traumatismos o trombosis del sistema venoso profundo.

Según su localización o anatomía.

Dependientes de la vena safena interna, vena safena anterior, vena safena externa, venas perforantes de la pierna.

Según el mecanismo causal. Debidas a la disfunción del sistema venoso por reflujo o por obstrucción.

Cualquier vena del cuerpo puede tener una insuficiencia venosa, debilidad o daño de las válvulas venosas que, al no abrir y cerrarse, sobre todo cerrarse, como es debido no pueden conseguir que la sangre fluya hacia el corazón por lo que se produce una acumulación en las venas que, como consecuencia, se dilatan y llegan a deformarse. Por ello, para el tratamiento de las venas varices, en DERMALASER te presentamos el láser Nd-Yag y en ocasiones la IPL puede usarse como complemento.

(Cuperosis, venitas en la cara, arañas o enrojecimiento de la piel.) si tenemos una piel sensible y/o con rojeces o “arañas vasculares”.

 

Nuestras soluciones