Tratamiento para Acné

Acné

El acné es una enfermedad de la piel muy común que afecta a un alto porcentaje de los adolescentes pero también a muchos adultos. No obstante, la mayoría de las veces el acné benigno puede adoptar formas graves que dejan cicatrices y afectan profundamente la calidad de vida. ¿Cuáles son los tratamientos recomendados? 

Tratamientos

Este láser trata la piel a través de una matriz de puntos de luz láser; estos varían en intensidad, renovando tejidos al estimular la producción de colágeno, un proceso natural que genera piel nueva, sana y brillante, con cicatrices menos visibles.

El tratamiento con láser de CO2 es un tratamiento personalizado según el tipo de cicatriz, la severidad y su antigüedad. Nuestros expertos en piel utilizarán diferentes tecnologías y opciones terapéuticas, personalizando el tratamiento por número de sesiones, potencia, profundidad y el tiempo del pulso, para así actuar en capas superficiales, intermedias y profundas según la necesidad.

La energía de radiofrecuencia se aplica de manera precisa sobre la piel con cicatrices, acelerando el proceso de reparación de la cicatriz y creando tejido nuevo de mejor calidad en el área.

La aplicación de IPL M22 potencia la renovación de la piel, no solo mejora el acné cuando se presenta de forma activa. Sesión tras sesión, se aprecia una reducción de las marcas y cicatrices residuales del acné, así como una mejora de la textura de la piel. Mejora especialmente las hiperpigmentaciones post inflamatorias.

El Nanopore realiza la inducción de colágeno percutáneo a través de microagujas que perforan y estimulan el proceso de cicatrización, dando como resultado la producción de colágeno. El resultado es una importante reducción de líneas, imperfecciones, cicatrices de acné superficiales y poros.

Para las cicatrices más profundas se debe hacer complementario a láser Co2.

Es una cirugía mínimamente invasiva que puede tardar 1 hora o más, requiere siempre anestesia local intradérmica.

Generalmente es el pilar de las cicatrices severas y el primer paso, porque ayuda a eliminar la fibrosis y a soltar las cicatrices de adentro hacia afuera para que no se vean tan profundas.

El tiempo de recuperación es de 1 semana, puede quedar sensibilidad, salir pequeños hematomas y puede haber inflamación de la piel. No deja cicatrices ni marcas, pues todo el procedimiento es interno en la piel con el uso de cánulas que disminuyen cualquier tipo de daño vascular o nervioso.

El procedimiento provoca una nueva cicatrización por debajo de la superficie cutánea, que formará colágeno nuevo para aportar el volumen perdido sin que la epidermis se haya dañado.

Este tratamiento consiste en estimular el recambio de las capas superficiales de la piel. Dándole una coloración más uniforme y sonrosada, con más brillo. En definitiva, una piel con un aspecto más joven. Esta técnica está indicada principalmente para picahielo y acné de tipo moderados o severos. No se debe hacer en pieles morenas porque el riesgo de dejar despigmentada la piel es muy alta.

Es una técnica de multipunción basada en la aplicación de microinyecciones que introducen a nivel intradérmico, los principios activos más adecuados al problema del paciente (acné activo, marcas de acné) favoreciendo la regeneración de la dermis, y, por tanto, el tratamiento de marcas y cicatrices que en muchas ocasiones aparecen como consecuencia del acné. Se puede realizar también para manchas o fibrosis.

Preguntas frecuentes

Los resultados pueden variar en cada persona ya que la piel tiene procesos diferentes de evolución y respuesta al tratamiento. El paciente podrá ver resultados en las primeras semanas, siendo estos progresivos y duraderos. En algunos casos los resultados se ven mucho más rápido que en otros pacientes, por ello, las sesiones se llevan a cabo cada mes para lograr que la piel absorba los activos y se elimine la piel muerta.

El tratamiento se realiza a partir de los 18 años. Podemos tratar pacientes desde una edad joven hasta una edad adulta; desde problemas de grasa y acné, hasta problemas de deshidratación, flacidez y falta de elasticidadde tu piel, en manos de expertos.

-Tono de piel opaco y seco.

-Líneas sutiles y arrugas más profundas.

-Irregularidades en la pigmentación y manchas de color.

-Enrojecimiento difuso de la piel.

-Cicatrices poco profundas, incluyendo cicatrices de acné

EL láser de CO2 fraccionado es la tecnología más avanzada para el rejuvenecimiento de la piel y el mejoramiento de las lesiones cutáneas.

La piel que ha sido afectada significativamente por cicatrices, estrías y evidencia signos de envejecimiento prematuro como la presencia de arrugas, cambios en la coloración y laxitud pueden ser mejoradas de manera ostensible con la aplicación del Láser de CO2.

En DERMALASER, podemos vaporizar los tejidos con gran precisión gracias al CO2 fraccionado, esto, activa los fibroblastos y favorece así, la producción de colágeno para una cicatrización más eficiente, logrando el reemplazo de la piel dañada con piel fresca, radiante y sana.

Cada individuo envejece de manera diferente. Los resultados suelen durar de 3 a 5 años, pero dependen de qué tan bien cuide sus resultados posteriores al tratamiento. La atención ideal posterior al tratamiento incluirá mantenerse alejado del sol, usar protector solar y cuidado diario básico de la piel.

¿Quieres agendar una cita?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto

() - (###) ###-####